La naturaleza como guía

Saltar, correr, trepar, levantar, lanzar… Estos ejercicios que, por necesidad o por entretenimiento, nuestros antepasados practicaban en la vida cotidiana, y que les aseguraban la salud, la fuerza y la belleza de los cuerpos naturales, ya no son habituales para nosotros hoy en día.

Si intentamos compensar esta falta de actividad practicando deporte o fitness, con demasiada frecuencia las palabras clave que rigen estas prácticas son sobre todo, rendimiento, competición, silueta, repetición…

El rendimiento primaba sobre la salud, la silueta sobre la utilidad, la repetición sobre la variedad, el dominio sobre lo inesperado…

Y el estadio o la sala, reemplazando a la naturaleza, luego se completa para desconectarnos por completo de esta última.

Seamos claros. No se trata de vivir como nuestros antepasados. Pero, ¿no sería mucho más efectivo un retorno razonado a los principios naturales y a nuestra propia naturaleza…?

Georges Hébert

A principios del siglo XX, un hombre estaba preocupado por la salud física y la fuerza mental de sus contemporáneos.

Su nombre: Georges Hébert

Su ambición: revivir a tantas personas como sea posible, dados nuestros estilos de vida actuales, la simplicidad, la eficiencia, la integridad de los ejercicios naturales. No volviendo atrás, sino diseñando un método basado en un principio simple: utilizar los gestos que son los de nuestra especie para adquirir nuestro perfecto desarrollo.

En una palabra: redescubrir nuestra propia naturaleza.

Georges Hébert, a quien nada predestinó para esto, dedicó su vida a elaborar y desarrollar lo que él llamó el "Método Natural" y que la fama llamó "Método Hébert" o "hebertismo". 

https://youtu.be/0dCWybxTJlg

Vive la experiencia del hebertismo

Y mucho más allá de una simple práctica física, el hebertismo se articula en la encrucijada de tres culturas específicas pero estrechamente relacionadas e inseparables:

Cultivo corporal

El hebertismo utiliza los gestos naturales propios del hombre, es decir caminar, correr, saltar, escalar, etc… con el fin de producir una dosis de actividades cercana a la representada por un día entero de vida al aire libre!

La variedad de ejercicios naturales asegura un desarrollo físico integral y armonioso, aumenta la resistencia, la respiración y la resistencia, desarrolla la musculatura, la velocidad, la habilidad, el equilibrio, etc.

Utiliza, a través de la práctica al aire libre, los beneficios del contacto con los elementos naturales, el aire, el agua y el sol, así como tanto como sea posible con la naturaleza misma.

Cultura de acción

Para desarrollar la energía, el coraje, la fuerza de voluntad, la compostura, la firmeza y otras cualidades de acción, nos enfrentamos a dificultades reales durante las sesiones de entrenamiento colectivo.

Solo la confrontación con la realidad, mediante el salto de obstáculos reales, equilibrios en altura, luchas de todo tipo… desarrollará estas cualidades.

La adquisición de estas cualidades también resultará ser muy útil en el autoconocimiento y el autocontrol, y especialmente valiosa frente a situaciones peligrosas o incluso dramáticas.

Cultura ética

Debido a que la fuerza y la energía del desarrollo físico completo pueden servir tanto para propósitos positivos como nefastos, una ética debe presidir el uso de la fuerza adquirida.

Más allá del interés propio, esta ética consistirá en ser capaz de poner al servicio de los demás las propias capacidades y acciones físicas.

Por lo tanto, ir más allá de la simple cultura física, altas cualidades como la benevolencia, el respeto, la ayuda mutua, la dedicación, en una palabra: altruismo, hará posible reclamar una verdadera educación.

Descubre los principios

"La verdadera fuerza radica no solo en los músculos, la respiración, la habilidad,… pero sobre todo, en la energía que la utiliza, la voluntad que la dirige o el sentimiento que la guía".
Georges Hébert

Encuentre una capacitación

Para descubrir, para entrenar para uno mismo o para los demás convirtiéndose en instructor, siga los entrenamientos:

En Francia En Bélgica

Buscar un centro o monitor

Para descubrir y practicar, sea cual sea tu edad y nivel, para encontrar la alegría de moverte con naturalidad, busca el centro hebertista (entorno asociativo) o el coach (independiente) más cercano a ti.

Obtenga más información sobre la

Noticias